El mercado de ventas minoristas en línea en México hoy en día cuenta con una de las expectativas de crecimiento más altas en el mundo y se sitúa como la principal promesa de crecimiento en la región (tasa de crecimiento a 2022 cercana del 13%, la más alta de los mercados relevantes en Latinoamérica).

Una serie de condiciones se han venido consolidando en los últimos años para que esto suceda, dentro de las cuales se encuentran los incrementos en la penetración del Internet y bancarización, la creciente oferta generada con entrada de grandes jugadores como Amazon, y la diversificación de métodos de pago que hacen más fácil al consumidor tener acceso a los productos y servicios: Oxxo, Safetypay, Astropaycard.

Sin embargo, una importante condición aún no se hace presente y puede dificultar el avance de este canal. Los servicios logísticos, necesarios para hacer viable esta operación, están fallando en mantener el ritmo de crecimiento necesario. El aumento de las ventas en línea debe acompañarse de un sector logístico capaz de hacer frente a la demanda en servicios de almacenamiento, surtido y entrega. La dificultad de las empresas logísticas locales para conseguir esto representa ya una fuente de preocupación para los ejecutivos de empresas tratando de abrirse camino en este canal, identifica Alejandro Martínez, Socio de la firma de consultoría Integration Consulting en México.