La logística reúne todos los métodos necesarios para la correcta operación de una empresa, un proceso eficiente de logística potencializa el buen manejo de cualquier producto desde su distribución, el cumplimiento en los tiempos de entrega, la capacidad de respuesta con el cliente y hasta la logística de retorno de los elementos utilizados para su comercialización.

1. El cliente quiere visibilidad:

El cliente quiere una relación directa y continua, se recomienda conocer de dónde viene el producto, saber cómo está su proceso, identificar tiempos de respuesta muy rápidos a sus dudas, problemas e inconformidades. Es importante conocer las expectativas que tiene el cliente ya que le permite a las empresas conocer sus propias fortalezas y debilidades en las cuales se podrán diseñar estrategias para tener un mejor entendimiento.

2. Procesos logísticos:

Los procesos logísticos son esenciales ya que hacen más fácil la relación entre la producción y el movimiento de mercancías reduciendo tiempos y costos. Para esta práctica, existen dos puntos importantes a tener en cuenta: El primero tiene que ver con el flujo de información, el cual se refiere a la forma en cómo se transmiten los datos y la documentación desde los proveedores a la empresa y viceversa. Mientras tanto, el segundo vincula el flujo de movimiento físico, el cual se refiere al movimiento de insumos o productos.

3. Optimización de inventarios:

La optimización de inventarios tiene como objetivo maximizar el resultado financiero del inventario para la empresa. Según Zabala, la aplicación de técnicas de investigación de operaciones como simulación, programación lineal o modelos matemáticos son adecuados pensando en minimizar costos y maximizar utilidades de procesos y cadenas logísticas. En el primer mundo, las grandes empresas utilizan este tipo de técnicas en un 80% logrando reducir costos y ahorrar millones de dólares. El primer desafío de las empresas es ajustar su aprovisionamiento a la demanda de los clientes.

4. Cumplimiento en los tiempos de entrega:

El cumplimiento de lo acordado por parte de una empresa para con el cliente es sumamente significativo. Según diferentes investigadores, el cumplimiento en los tiempos de entrega puede ser sinónimo de confiabilidad ya que este último es resultado de la percepción del cliente y genera mucha o poca confiabilidad en las empresas. En síntesis, si una empresa cumple lo pactado desde un principio, generará en el cliente seguridad y confianza, facilitando así una necesidad a futuro.

5. Capacidad de respuesta con el cliente:

Mantener felices a los clientes es el principal reto que tienen las empresas. El no cumplimiento en los tiempos de entrega o hacer caso omiso a sus interrogantes, puede generar en ellos insatisfacción y sembrarles automáticamente la necesidad de acudir a la competencia. La respuesta del cliente debe ser una prioridad: si lo anterior se potencializa, las oportunidades de servir a sus clientes aumentarán, mientras que los inconvenientes disminuirán.

Fuente: https://www.foodnewslatam.com/sectores/17-procesos-envases/9361-5-pasos-para-mejorar-la-log%C3%ADstica-de-su-empresa.html